La diabetes, una condición caracterizada por altos niveles de azúcar en la sangre, es más común que nunca. En los Estados Unidos, la proporción de personas con diabetes se ha más que cuadruplicado en las últimas dos décadas. No solo se diagnostica diabetes a más personas, sino que también desarrollan la enfermedad a edades más tempranas.

Eso es preocupante debido a que los riesgos de complicaciones de esta enfermedad común, que incluyen ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, ceguera, insuficiencia renal y amputación, aumentan cuanto más tiempo tiene diabetes. Pero hay buena evidencia de que el control riguroso del azúcar en la sangre puede retrasar o incluso prevenir el desarrollo de tales complicaciones a largo plazo.

Afortunadamente, la investigación ha demostrado que, en el caso de la diabetes tipo 2, es posible reequilibrar la respuesta de su cuerpo manteniendo sus niveles de azúcar en la sangre bajo control. La pérdida de peso, la actividad física y una alimentación saludable son componentes esenciales del control de la diabetes.

Aunque el arsenal de medicamentos para controlar el azúcar en la sangre continúa expandiéndose, es evidente que las personas con diabetes pueden mantener mejores niveles con menos medicamentos si también realizan cambios en el estilo de vida. Y considere los beneficios adicionales: el ejercicio, una dieta saludable y la pérdida de peso también son fundamentales para controlar otras afecciones peligrosas, incluida la enfermedad cardíaca, que es común en personas con diabetes. Además, es probable que te sientas mejor.

Usted es esencial para controlar su condición, pero también necesitará el sistema, el apoyo y la responsabilidad apropiados para incorporar cambios de estilo de vida sostenibles y duraderos. Ahí es donde nuestro trabajo como entrenador de salud se convierte en una piedra angular para lograr sus objetivos de salud.

Los invito a reservar una consulta de descubrimiento donde ambos identificamos si somos los mejores para el trabajo en equipo en la transformación total de su salud.

A tu salud,